Bienvenidos a la Clínica veterinaria Como Reyes

La gestación de tu perra: aspectos a tener en cuenta

24.1.2020 | Consejos

La decisión de dejar a tu perra gestante y que críe cachorritos debe ser un acto bien meditado, debiendo afrontar la preñez de tu mascota con responsabilidad y teniendo en cuenta algunos aspectos que resultarán vitales para que la gestación vaya sobre ruedas y culmine con éxito gozando tanto la mamá como sus crías de una espléndida salud.

  1. Te recomendamos que consultes con tu veterinario antes del momento de juntar a la hembra con el macho, él te aconsejará sobre los pasos que debes seguir para que la monta sea fructífera (momento clave en el que realizarla).

         Si tu perra ya está preñada, acude igualmente a tu clínica de confianza con el fin de que tu veterinario pueda conocer la fecha aproximada del parto, dato fundamental en el seguimiento de la gestación.

 

      2. Una vez que tu perrita ha quedado gestante, resulta fundamental hacer un buen seguimiento de la gestación, te recomendamos acudir a consulta  aproximandamente en el día 25-30 de gestación con el fin de realizar           una  ecografía y valorar el estado en el que se encuentran los fetos. Asimismo, es fundamental  saber el número de cachorritos que esperamos en el parto por lo que deberás acudir nuevamente sobre el día 40-45 de               gestación  para conocer este dato.

        Recuerda que estos datos resultan cruciales, pues en el momento del parto nos permitirán saber cuántos perritos debe expulsar nuestra perra y cómo está evolucionando la gestación.

 

     3. La preñez de una perra dura aproximente 63 días. Tras proporcionarle algunos datos a tu veterinario, él te dirá cuándo debes esperar que el parto suceda. Además, tu veterinario tendrá en cuenta esta fecha por si hiciera          falta  su ayuda durante este momento. 

  • Cuando se acerque el día del parto, encontrarás a tu perra con una actitud diferente, debes empezar a tomarle la temperatura (recuerda que debes hacerlo vía rectal), la temperatura de la perra baja como signo previo al parto (unas 12 horas antes de que se produzca la expulsión del primer cachorro). Así, si su temperatura normal es de 38,5 ºC, podrás encontrarla en 37 ºC en razas grandes, 36º C en medianas o 35ºC en pequeñas.      
  • Tras este primer momento, el siguiente paso es el de la dilatación del cérvix. En este momento, encontrarás que tu perra sufre un cambio de comportamiento ( jadeos, inquietud, búsqueda de un nido donde poder parir, rechazo de comida etc).
  • A continuación, apreciarás contracciones abdominales visibles en tu perra. Es la fase de expulsión de los cachorros, la temperatura volverá a la normalidad. Una vez expulsado el primer cachorro, tu perra debe expulsar el siguiente en menos de 2 horas, si no es así, llama a tu veterinario de forma urgente, él deberá ayudarte. Si los movimientos abdominales son visibles durante un tiempo prolongado ( más de media hora) sin expulsar el primer cachorro, deberás llamar a tu veterinario. Tras expulsar al primer cachorro, deja que tu perra sea la que desprenda de la bolsa en la que se encuentra el cachoro a éste, si ves que no puede hacerlo, ayúdala. Tras ello, debe lamarle y estimularle.
  • Las placentas se deben expulsar unos 15 minutos después de la expulsión de cada cachorro.

 

¡¡¡Recuerda!!! si tienes una hembra que sea la primera vez que pare, una raza toy o tienes razas como el bulldog o el carlino, debes tener en cuenta que su parto podría no desencadernarse de manera natural, siendo previsiblemente necesaria la realización de una cesárea, por lo que deberás de realizar un seguimiento de la gestación más minucioso.

Con todo esto, esperamos que el parto de tu perra no te pille desprevenido y salga todo ¡estupendo!.