VIDEOCONSULTA

El estrés es una reacción emocional y fisiológica, ante un desafío fisiológico, psicológico o emocional, la respuesta es un factor importante con una función necesaria porque aumenta la capacidad de escapar o defenderse contra peligro. Los cambios químicos que ocurren dentro del cuerpo, que puede tener efectos perjudiciales tanto para la salud y el bienestar, si se produce en exceso o a largo plazo.
El estrés prenatal es el estrés experimentado por la madre durante el embarazo, que tiene efectos fisiológicos y de comportamiento en el feto en desarrollo.(Weinstock, 2008)
El período prenatal, es un período con mucho intercambio de información entre la madre y su hijo, y se inicia a partir de día 35 en las gatas, extendiéndose hasta el nacimiento. Mucha de esta información llega desde el ambiente que rodea a la madre gestante y que por ello tiene que carecer de estímulos generadores de estrés, ser cálido y tranquilo, y debe contar con buena alimentación, sanidad , manejo amable para preservar su salud física, emocional y la de sus cachorros.

Las hormonas del estrés producidas por la madre durante el embarazo, pueden cruzar la placenta modificar las estructuras nerviosas responsables de esta respuesta en el feto (Eje Hipotálamo-hipófisis-adrenal) y causar cambios epigenéticos en su descendencia en desarrollo, alterando la forma en que manejan el estrés en la vejez.
Esto puede ser ventajoso para los gatitos, si el nivel de estrés que enfrentan a lo largo de la vida coincide con el que experimentaron por su madre durante el embarazo ( estrés adaptativo), los prepara para el entorno en el que van a nacer.
También puede ocurrir que su respuesta al estrés sea excesiva y desadaptativa (estrés no adaptativo) a su entorno. Esto puede resultar en individuos que pueden mostrar signos de mayor emocionalidad, incluyendo ansiedad, miedo y reactividad, que a su vez puede estar relacionado con una mayor agresión y comportamiento antisocial (Simonson,1979, citado en Bateson, 2000).
Por ejemplo una cría de una hembra que cursa su gestación en condiciones deficientes, es menos apta para enfrentar y adaptarse a situaciones adversas, respecto de la nacida de una madre mantenida en un contexto adecuado.
Un ejemplo de estrés prenatal sería la desnutrición de las madres ,Smith y Jansen (1977) (citado en Bateson, 2000) detectaron que la desnutrición de la gata gestante o de la cría en los primeros meses de vida, también dificulta el desarrollo adecuado del sistema nervioso central afectando así s a su comportamiento futuro. En el gato se observa, menor capacidad de aprendizaje y comportamiento temeroso y agresivo, efectos que perduran en el tiempo y son difícilmente reversibles. (Simonson, 1979, citado en Bateson, 2000; Gallo et al.1980).

Otros ejemplos de estrés prenatal maternos podríamos considerar: privación de recursos, cambios ambientales, cambios en el entorno social, hacinamiento, interrupción de rutinas de cría (dueño que se va de vacaciones, cuidados por otra persona..), captura de reinas preñadas ( intervención humana), eventos muy dolorosos no tratados ( fracturas…),enfermedades víricas crónicas, enfermedades parasitarias…
El estrés prenatal ,pueden afectar negativamente ya en el útero y tras el nacimiento a la descendencia provocando anomalías en el desarrollo, disminuyendo su la salud y el bienestar.
El efecto en la descendencia puede afectar a nivel fisiológico, provocando cambios en el rendimiento reproductivo ,en la supervivencia, en el número de individuos de la camada, en la proporción de sexos y también a nivel comportamental y cognitivo.

Para gestionar de forma adecuada el estrés prenatal , debemos proporcionales a las reinas preñadas todos los recursos que necesitan, creando un hogar amigable e introduciendo cambios de forma progresiva.

Necesitan acceso a agua siempre y el alimento adecuado ilimitado , para evitar el estrés nutricional. Necesitará más aporte calórico al final de la gestación y durante la lactancia sobre un 25-50% más de alimento. Debemos colocar varias bandejas de arena en distintas zonas, porque conforme avanza la gestación les será más difícil llegar a la bandeja.
Se deben ofrecer distintas opciones de anidación dónde puedan dar a luz, camas, cajas de cartón con mantas, refugios. Proporcionales lugares tranquilos, alejados de ruidos, con mantas ,tejidos suaves, áreas en penumbra, libre de corrientes de aire. Acercarle todos los recursos al nido ( comedero , bebedero, bandeja arena , pero separados físicamente). Cerca o lejos del propietario según su grado de socialización.


Si está en una casa de acogida o un espacio multicat debemos aislarlas en lugares tranquilos unas dos semanas antes del parto o de difícil acceso para otras mascotas que puedan compartir el territorio. Es importante que las reinas estén alojadas en áreas, tranquilas , cálidas y limpias , lejos de las mascotas y de la familia. Pero también se le debe dejar acceso a sus espacios habituales , para no causarle estrés. Para reducir el estrés de la gata preñada, hay que dejarla elegir, dejando que ella tenga el control. Para facilitarle que pueda evitar estímulos desagradables en los estadíos más avanzados , cuándo ya no pueda saltar, debemos facilitarle refugios o espacios dónde se pueda retirar cuándo lo desee ( cajas de cartón , cuevas a ras de suelo..).

En la última etapa de la gestación, no debemos forzar las interacciones y siempre respetar que ella sea la que inicie la interacción cuándo lo desee. Evitaremos cambios bruscos en su entorno físico: incorporación de nuevos miembros al hogar (humanos o animales), decoración, renovaciones u otros cambios importantes en la estructura y el contenido de la casa, cambio de rutinas diarias, cambio de recursos, música fuerte repentina.
Detectar fuentes de estrés crónico y eliminarlas, por ejemplo gatos con los que no se lleve bien, perros ,niños o extraños y ofrecerles escondites adecuados dónde se sientan seguras y tengan acceso fácil para poder retirarse como por ejemplo cajas de cartón. Deben tener una instalación para posarse en la parte superior de la caja que permitirá que la reina se levante del suelo y se sienta menos expuesta (debido a los lados de la percha), lo que la ayudará a sentirse segura y protegida.

References
Figure 1,2,3
https://www.canva.com/

2 Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Cuándo podéis venir a visitarnos?

De Lunes a Jueves:
Mañana: de 9:00 a 14:00
Tarde: de 17:00 a 20:00
Viernes:
de 9:00 a 14:00

Clínica Veterinaria
Como Reyes

C/Camilo José Cela 1 local 8-8º Sevilla info@comoreyes.es
MÓVIL DE URGENCIA

 619243164 –
954640177

bus
Autobús
22, 25, 26, 28, 29, 38, C1, C2 San Bernardo

tren
Cercanías Tranvía
C1 C4 San Bernardo T1 San Bernardo

metro
Metro
L1 San Bernardo
Copyright © 2023 Como Reyes. Todos los derechos reservados. Aviso Legal | Política de privacidad | Política de Cookies