Bienvenidos a la Clínica veterinaria Como Reyes
Transporte felino

LOS 10 MEJORES TRUCOS PARA TRAER EL GATO A CONSULTA

11.1.2017 | Gatos

LOS 10 MEJORES TRUCOS PARA TRAER EL GATO A CONSULTA

1. Nunca lleve al gato suelto en el coche.

2. Elija un transportín robusto que se abra por arriba y por delante, y que además se pueda abrir totalmente por la mitad superior (una parte superior extraíble permite examinar al gato cuando esté nervioso sin que tenga que salir del transportín).

Hay que centrarse en elementos prácticos y funcionales y evitar transportines estrambóticos y que suelen ser caros.

No dude en pedir a nuestro personal de recepción que le enseñe alguno de nuestros transportines recomendados y que le muestren como se usan.

3. En casa, dejar el transportín en un lugar en el que el pueda verlo y considerarlo “parte del mobiliario”, para que se convierta en un elemento familiar para él.

4. Intente que el transportín sea lo más cómodo y familiar posible, poniendo algún trapo con su olor y/o con el olor del gato (puede frotar con delicadeza la cara del gato con un trapo suave para impregnarlo con su olor). Rocíe el trapo con un spray de feromonas fáciles felinas sintéticas (Feliway), disponible en la clínica, 30 minutos antes de salir de casa.

5. Para hacer que el gato entre en el transportin, en caso de que no lo haga espontáneamente, debería de coger al gato con calma y meterlo con cuidado por la apertura. De forma alternativa, puede desmontar la parte superior del transportÍn y volver a ponerla una vez que el gato se encuentre en la mitad inferior. Si el gato se encuentra realmente reticente a entrar en el transportín, puede envolverlo en una toalla gruesa (impregnada con su olor y/o con feromonas en spray), y colocar con cuidado al gato y la toalla dentro del transportin.

6. Una vez en el coche, intente evitar que el transportín se zarandee durante el trayecto, colocándolo de forma segura en el reposapiés de detrás del asiento delantero o bien con cinturón de seguridad.

Conduzca con cuidado; evite la música fuerte y agresiva; hable tranquilamente con su gato para tratar de calmarlo. Cuanto más tranquilo este el propietario mejor se sentirá el gato. Algunos gatos les gusta mirar al exterior, pero la mayoría prefieren que el transportín se mantenga cubierto con una toalla durante el trayecto.

7. Cuando camine del coche a la zona de recepción de la clínica, intente no zarandear el transportín ni chocarlo con sus piernas.

8. Una vez en la zona de recepción, pregunte a nuestro personal de recepción donde puede sentarse y en qué lugar puede dejar el transportín (tenemos una zona de recepción específica para gatos con lugares especiales para dejar el transportín a su lado). Le recomendamos encarecidamente que deje la parte delantera del transportín mirando hacia usted (¡en vez de hacia otros gatos!) y que mantenga el transportín cubierto con una toalla durante el tiempo que pase en recepción.

9. ¡Evidentemente, para el trayecto de vuelta a casa deberá seguir el mismo protocolo!

10.Por último, si tiene varios gatos debería tomar ciertas precauciones a la hora de llevar a uno de ellos de vuelta a casa, sobre todo tras larga estancia en la clínica .Deje al gato que vuelve a casa en el transportín durante unos minutos y observe la reacción de los demás gatos. Si todos los gatos permanecen tranquilos, puede abrir el transportín y dejar que su gato se una a sus compañeros de habitación. Si percibe cierta tensión entre sus gatos, probablemente sea porque el gato que vuelve trae olores de la clínica. Si esto ocurre, mantenga al gato que vuelve a casa en una habitación independiente (¡por supuesto con su arenero, su comida y su agua fresca!)durante un mínimo de 24 horas para que adopte un olor familiar.