Bienvenidos a la Clínica veterinaria Como Reyes

LUCÍA UNA GATITA CON MUCHO VALOR

24.1.2020 | En recuerdo a...

Hoy os quiero hacer partícipes de una historia triste y dolorosa aunque con final feliz…os invito a que sigais leyendo para que podais entender lo cruel que en ocasiones llega a ser la especie humana .

 Por qué cada vez me siento más unida a los animales y más distante de los humanos.

Ellos no saben lo que es el rencor, ni la envidia, ni  la venganza.. esta nuestra protagonista, es la encargada de ponernos de manifiesto todo esto a lo que hago mención.

 

 

                                                                                                    

 

 

 

 

Lucía cómo la hemos bautizado, es un gatita de unos seis meses de edad, que vagabundeaba en el barrio de Santa Clara…su suerte fue que apareció, un ángel en su camino… la recogío y la trajo a nuestro centro.

No podía dejarla en la calle Vicky, ¿ lo entiendes , verdad?... me decía,  la metí en un cubito y me la traje….

Cuándo llegó a la clínica en lugar de estar asustada, bufar, morder o tratar de defenderse, Lucía estaba tendida y nos miraba tranquila, presentaba una parálisis del tercio posterior, con cierta sensibilidad profunda, pero era incapaz de ponerse en pie y caminar.

Lo primero fue realizarle unas radiografias :

 

                                                                                                        

 

 

Y cuál fue nuestra sorpresa.. a Lucía le habían dado un tiro y tenía  aún el balín en el lado derecho de su tórax (artefacto radiopaco redondo que se aprecia en la radiografía),además de tener fracturadas las apófisis espinosas de varias vértebras dorsales.

Qué consecuencias podía tener esta agresión….aún no lo podíamos saber, no sabíamos el tiempo que hacía que esto había sucedido, ni siquiera el daño que había producido en sus órganos y en su capacidad motora.

Sus ángeles de la guarda, decidieron apostar por la vida y tratar de hacer todo lo posible porque Lucía volviera a caminar.

Iniciamos un tratamiento a base de antiinflamatorios y analgésicos ,a las 48 horas de inciar el tratamiento, Lucía estaba animada comía muy bien, controla el pis y la  caca, aunque no consiguía hacerlo en el arenero…

A los cinco días de tratamiento, Lucía, arrastra sus patitas y va detrás de su prima KIKA, pero aun no se levanta…a los siete días, camina agarrándola de la colita.

Ayer vino a su primera revisión, hizo pis en el arenero  y se quedó dormida sobre la mesa de consulta mientras  les explicábamos a su cuidadora, cómo tenía que trabajarle  sus patitas…

Hoy nos han dado una gran alegría Lucía se levanta y camina….!!!!

A día de hoy trabajan duro, con masajes, ejercicios  e incluso le han elaborado un  carrito para que pueda moverse.

La historia de LUCÍA una lección importante de supervivencia,  lucha , entrega y  dulzura a pesar de haber sido sometida a la crueldad del ser humano.