Bienvenidos a la Clínica veterinaria Como Reyes
Conejo cabecera

El conejo, uno más en la familia.

24.1.2020 | Conejos

En los últimos años el conejo ha pasado de ser un animal de granja a convertirse en un miembro más de la familia. Son animales muy sociables, pero es importante conocer su comportamiento para que la convivencia con él sea un éxito.
Normalmente las familias que adquieren un conejo lo hacen porque no es un animal demasiado grande o ruidoso, pero ¿nos hemos preguntado cómo nos ven ellos a nosotros y nuestro entorno?

LOS ORGANOS DE LOS SENTIDOS


Los conejos perciben nuestro entorno de una manera muy distinta a la nuestra. Tiene un olfato y oído finísimo, lo que les permite detectar al depredador. En cuanto a la vista, tienen sus ojos colocados a ambos lados de la cabeza, lo que les permite tener un amplio campo de visión y una excelente visión en la oscuridad.

Muchos pensamos que los conejos son animales muy silenciosos aunque esto no del todo cierto, ya que emiten numerosos sonidos que nuestro oído no es capaz de apreciarlos. Los humanos podemos escuchar el rechinar de los dientes, y como ronronean cuando se sienten cómodos y seguros. Cuando se asustan o en situaciones de estrés pueden sorprendernos al gritar como niños.

LA POSTURA
La postura que adoptan nos da una idea de su estado emocional:
Relajados: suelen estar total o parcialmente estirados, con los ojos cerrados y las orejas relajadas.


Sumisión: adoptan una postura agachada, con las orejas pegadas al cuello y cuerpo, además de apartar la mirada.


Alerta: adoptaran una postura elevada.

COMO SE RELACIONA EL CONEJO CON LAS PERSONAS
Los conejos se relacionan con nosotros de manera muy diferente, motivados principalmente por nuestro comportamiento con ellos desde pequeños. Pueden mostrarse agresivos porque esté lesionado y por estrés, asociado a una situación dolorosa o de miedo.
 


CUIDADO CON LOS NIÑOS

En el caso de los niños es importante destacar que son animales muy frágiles

y que no deberían jugar con ellos como se hace con otras especies, ya que las,

fracturas por caídas son frecuentes. Debemos enseñar a nuestros niños a tratarlos

con cuidados, enseñándolos que hay que cogerlos poco a poco y desde poca altura.  

  

RELACION CON ANIMALES DE SU MISMA ESPECIE


Si queremos introducir otro conejo a la familia debemos introducirlos desde edades tempranas, ya que este no supone una amenaza para el animal que ya vive en nuestro hogar. Hay que introducirlos poco a poco y siempre bajo vigilancia, posiblemente en lugares ajenos a la casa donde vayan a convivir. Es mejor que convivan animales de distinto sexo, pero ambos esterilizados (para evitar camadas, ya que son animales muy prolíficos). La convivencia entre dos machos no esterilizados provocaría peleas por cuestiones de territorio y jerarquía. Dos hembras sin castrar se recomienda retirarlas durante el celo.

 

RELACION CON OTROS ANIMALES


           

 

La convivencia con perros puede estresarlos, ya que ven al perro como un depredador. Lo ideal sería evitar el contacto directo nada más llegar a casa. El primer contacto debe ser en un lugar neutro y sin olores asociados. A partir de ahí, se debe intentar que interactúen de forma paulatina.